TIERRAS DEL SUD: RECUPERACIÓN DEL TERRITORIO, RESTAURACIÓN DE LA IMAGEN

CRÍTICA

Tierras del Sud

Una pieza documental de AzkonaToloza

Tierras del Sud es la segunda parte de la trilogía escénica documental PACÍFICO de Txalo Toloza-Fernández y Laida Azkona Goñi, centrada en la estrecha relación existente entre las grandes fortunas extranjeras y la barbarie sobre los pueblos originarios latinoamericanos, el desarrollo de nuevas formas de colonialismo y las diversas expresiones de la cultura contemporánea.

Tierras del Sud es un proyecto tremendamente ambicioso, nada pretencioso y absolutamente acertado en todos sus planteamientos. AzkonaToloza plantean lo escénico articulado por una fuerte economía de los medios utilizados. No juegan a epatar con efectos, con grandes escenografías, con un  juego de luces hipnótico, con recursos espectaculares. Y frente a ese comedimiento, la obra tiene una gran riqueza en cuanto a la muy sabia y efectiva utilización de códigos y procedimientos para alcanzar un máximo de sentido.

Al comienzo, un espacio blanco, un suelo de diez por diez que se continúa en vertical en un mural blanco que sirve de proyección. Este es el propósito de AzkonaToloza. Partir de lo blanco, lo vacío para construir. Como digo, la riqueza de procedimientos en su gran economía es asombrosa, y mucho más su comedimiento. No quieren en nosotros un asombro gratuito. No nos van a sorprender con grandes actuaciones, o con gritos o con emociones. Ellos mismos se declaran NO actores. No me atrevo a llamarles performers. Si acaso, conductores. Y por supuesto, investigadores, documentadores o indagadores. Tampoco son instigadores, pero nos llevan a todos y cada uno de nosotros a la reflexión activa, dignos seguidores del más radical Brechtianismo.

Entre los procedimientos que despliegan está la construcción de un paisaje esquemático, creado por elementos simples y absolutamente convencionales, nada del orden de lo analógico. Varas de color rojo con enganches, pirámides de plástico negro, cilindros de espuma verde, gelatinas azules. Conforman con ello la escala del territorio: las grandes cordilleras, los volcanes, el gran lago. Un espacio que no es un vacío, un desierto, sino un lugar donde habitará su discurso y que representa, sin intentar sustituirlo, el paisaje donde habitaban los desposeídos mapuches.

Las proyecciones van desde el texto, las declaraciones, los gráficos o las animaciones elementales de ordenador que sirven para ilustrar de una forma didáctica y muy directa las estrategias del poder (capitalismo para dummies). También la proyección de los carteles de las campañas de Benetton, que ahora veremos cómo se exponen como una usurpación más. Y finalmente, la recuperación del archivo fotográfico de los torturados, de las huellas de los cuerpos y los rostros de las victimas, de lo que queda de ellos, además de su ejemplo.

Además, tenemos la narración oral, también jugada con una riqueza realmente sorprendente en cuanto que su elaboración nunca enmascara el mensaje. Narraciones que empiezan en la objetividad de la tercera persona y pasan a apelar a los personajes de los hechos en segunda persona. El recuento de los hechos, de la reconstrucción histórica, de la forma en que se dio, de forma implacable y planeada, el robo de unos terrenos, el descrédito de una población y finalmente, su exterminio. Un exterminio que no sólo consideraba la destrucción del grupo en sí, del pueblo mapuche, sino además la de las familias y de las individualidades, la de la conciencia de cada uno de sí mismo y del prójimo en cuanto a alguien con una identidad similar a la mía.

AzkonaToloza nos hablan de la operación por la cual el estado argentino, durante más 100 años, coordinado con grandes fortunas occidentales, tanto norteamericanas como europeas, expropian al grupo de los mapuches, que se quedó dividido entre una frontera artificial con la formación de los estados americanos, de su territorio, del lugar donde viven. Pero el robo por parte del poder es implacable: es la despropiación del lenguaje, la despropiación del nombre propio, la despropiación de la identidad. La negación del reconocimiento del otro. La sustracción de la imagen. E incluso, con la sociedad del espectáculo, con las campañas de Benetton, una de las empresas más implicadas actualmente en el expolio actual de los mapuche, la apropiación del dolor y de la lucha para convertirlo, en una ironía cruel, en marca.

Por ejemplo, Laida Azkona reconstruye con neutralidad con gestos y con la descripción de las imágenes las fotos tomadas bajo la intimidación, bajo la sumisión y la humillación. Nos hace sentir ese peso del poder, de la violencia, que obliga al mapuche a adoptar una pose que no le corresponde, a obedecer ciegamente, en un gesto de cosificación o de zoologificación del individuo. Tras ello, vemos proyectadas las fotos originales. Nos llegan con todo el impacto de esa violencia coercitiva y con esa humillación contra aquel al que le han robado la imagen, el nombre, la familia, el grupo y la tierra.

Las voces de Laida Azcona y Txalo Toloza se convierten en recuento documental de su trabajo de investigación. Y en trascripción de los testimonios de los mapuches que vuelven a la Patagonia, que vuelven a la tierra que oficialmente se les ha sido arrebatada hasta incluso serles borrada de la historia. Para ello, sin afectar o simular interpretaciones, simplemente se ponen unos auriculares y repiten las palabras que ahora escuchan y que en su momento grabaron. AzkonaToloza se convierten en testigos y en portavoces neutros de aquellos que han encontrado en su investigación, de aquellos que están ahora en la lucha por recuperar lo robado.

Porque en Tierras de Sud no sólo ha habido un trabajo de documentación, sino un trabajo de investigación, un trabajo y una aventura que con este proyecto escénico nosotros vivimos. Se cita hoy mucho la palabra “investigación escénica”. AzkonaToloza nos ponen sobre la mesa algo muy valiente: no hay investigación escénica sin investigación vital. Por ello, todos sus gestos tienen sentido y no hay nada vacío en este proyecto que no es solo teatral o documental. Es un proyecto sociológico y un proyecto vital. Si AzkonaToloza investigan y reconstruyen el proceso de restitución del pueblo mapuche, ellos mismos dan la palabra a los que les fue reprimido hablar, devuewlven la voz a los que les fue arrebatada, nos traen la imagen a aquellos a los que la imagen les fue robada para convertirlos en cosas o, como en el caso de Benetton, para convertir su lucha y su dolor en pura especulación, en glorificación de una marca colonizadora.

Por ello, la acción de AzkonaToloza está no sólo dentro del orden de la verdad sino del orden de lo válido. Su acción no sólo nos informa sobre el pueblo mapuche sino que se interesa por ellos, les devuelve, les restituye, intenta hacer algo por ellos. Es imposible que Tierras del Sud nos deje indiferentes en una acción que llena el espacio de sentido y las convenciones y códigos de verdades. Gracias a ellos, nos acercamos a la lucha del oprimido pueblo mapuche y cobramos conciencia de la nefasta herencia del colonialismo y de la triste realidad de la agresión del neoliberalismo globalizador actual sobre aquellos pueblos que suponen un obstáculo para sus beneficios.

RAÚL HERNÁNDEZ GARRIDO

 

 

Descripción

“¿Qué une al industrial textil italiano Luciano Benetton con el actual presidente de Argentina Mauricio Macri? ¿Y a Macri con los famosos pistoleros estadounidenses Sundance Kid y Butch Cassidy? ¿Y a Ted Turner, dueño de CNN, con el pequeño clan mapuche de los Curiñanco? ¿Y a la Corona Inglesa con Sylvester Stallone? La respuesta a todas las preguntas anteriores, poco evidente y muy pocas veces contada, se encuentra aquí. A miles de kilómetros de Estados Unidos, Italia, Inglaterra o España. Aquí, al sur del sur, en los límites australes de América, en el territorio conocido como Patagonia Argentina”,

Azkona y Toloza

Como parte del proceso de investigación y creación, Toloza y Azkona se trasladaron a la Patagonia para acercase al paisaje, al territorio y a la cosmogonía mapuche, mostrando especial atención a su música y a su danza ancestrales y detallando la relación de este pueblo con su tierra y el desarrollo de su conflicto con las grandes fortunas que definen el territorio. “Planteamos Tierras del Sud como una pieza de carácter documental, enmarcada dentro de las artes vivas y expandidas. Nuestra idea es recuperar la danza, la performance y el movimiento como herramientas válidas para la entrega de información documental, aportando al relato histórico toda la fuerza y la carga poética de los cuerpos en escena, sirviéndonos de sus formas de hacer como una manera potencial de ordenar las distintas aristas de una investigación tan compleja como esta”, explican.

Txalo Toloza es videoartista, performer, director de escena y agitador cultural especializado en la realización audiovisual dirigida a las artes vivas, al trabajo con dispositivos móviles aplicados a la videocreación y a la creación de dispositivos escénicos documentales e inmersivos. Su trabajo ha sido presentado en distintos festivales y galerías de España, Chile, México, Colombia, China, Japón, Italia, Dinamarca, Brasil o Argentina entre otros. A su vez, la bailarina y coreógrafa Laida Azkona Goñi ha colaborado con compañías de Oslo, Berlín y Nueva York y dirige sus propios proyectos escénicos con un interés especial en el movimiento.

DOSSIER INFORMATIVO

Ficha artística

TIERRAS DEL SUD, es un proyecto de Azkona & Toloza.
Dramaturgia:Txalo Toloza-Fernández.
Coreografía: Laida Azkona Goñi.
Intérpretes: Laida Azkona Goñi y Txalo Toloza-Fernández.
Voces: Sergio Alessandria, Agustina Basso, Conrado Parodi, Gerardo Ghioldi, Daniel Osovnikar, Sebastián Seifert, Rosalía Zanón y Marcela Imazio.
Asistencia de dirección: Raquel Cors.
Banda sonora original y diseño del espacio sonoro: Juan Cristóbal Saavedra.
Diseño de luces: Ana Rovira
Diseño audiovisual: MiPrimerDrop.
Diseño espacial: Juliana Acevedo y MiPrimerDrop.
Construcción:  Lola Belles, Mariona Signes y RotorFab-Espai Erre.
Estilismo: Sara Espinosa.
Coordinación del proceso de investigación: Leonardo Gamboa Caneo.
Selección musical: Marcelo Pellejero.
Diseño de producción: Elclimamola.
Con la colaboración de Sònia Gómez, Maite Garvayo, Ángela Fernández y Orlando y Jaime Carriqueo.

Tierras del Sud es una proyecto producido por Azkona & Toloza y  Antic Teatre en coproducción con Festival TNT.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s