Textos de Raúl Hernández Garrido

Visita mi página

http://hernandezgarrido.com

 

Si estás interesado en alguno de mis textos, contacta conmigo en raul@hernandezgarrido.com

CATÁLOGO DE TEXTOS
actualizado septiembre 2017

  

1991
DE LA SANGRE SOBRE LA NIEVE

Premio de Teatro Ciudad de Alcorcón 1991.

Sinopsis:

En un refugio aislado de montaña, se juntan un hippie cuarentón, una chica que lo tiene todo muy claro y un terrorista.

Duración aproximada: 80-90 minutos

Nº. de actores: 3 (2 hombres – 1 mujer)

 

CLARA: Te persiguen… La policía, ¿verdad?¿En qué andas ahora, Mendi?

MENDI: No puedo decirte nada.

CLARA: Pero si llegan hasta aquí, ¿qué nos puede pasar a Hari y a mí?

MENDI: A mí también me preocupa que estéis conmigo. Quien sabe lo que puede pasar.

CLARA: La policía estaba rastreando la montaña. Tu lo sabes bien. Se hablaba algo de un se­cuestro. Pausa. Mendi, ¿Qué tienes tú que ver con eso?

MENDI: Debéis iros. Lo antes posible. Antes de que amanezca, debéis salir de aquí.

 

 

 

1991
TÁBANO Y LA ARAÑA

(texto descargable)

Sinopsis:

Tábano en un joven hombre de la calle que ha caído en la trampa de Calima, una rica mujer madura que le utiliza como juguete sexual.

Duración aproximada: 15 minutos

Nº. de actores: 2 (1 hombre – 1 mujer)

 

(CALIMA pasa sus brazos por detrás del torso de TÁBANO. Araña con sus manos enguantadas su espalda. TÁBANO se deja hacer en principio, con una resignación dudosa.)

TÁBANO: Toda la noche tocándome, con tus manos viejas, la frialdad de tus guantes. Vamos, muéstramelas. Deja que me ría de tus arrugas. ¿Todavía hay piel en tus manos? ¿Es tan sucia que no te atreves a mostrármela?

(CALIMA abofetea a TÁBANO. Él va a reaccionar con rudeza, pero CALIMA le da la espalda, no dejándole opción.)

TÁBANO:  Algún día te mataré.

CALIMA:   ¿Tú?

 

 

 
1993
LAS MADRES DE MAYO VAN DE EXCURSIÓN

(Texto descargable)

Sinopsis:

Antes y después de la Gran Bomba. Un viejo busca a su hijo. A su alrededor, un mundo enloquecido y burlón.

Duración aproximada: 80-90 minutos

Nº. mínimo de actores recomendado: 7

 

(Un NIÑO se le queda mirando, con los ojos muy abiertos. Va vestido con un uniforme paramilitar. El VIEJO no lo advierte, hasta que éste ha levantado contra él una escopeta de juguete, apuntándole.)

            NIÑO:

¿Tú eres un enemigo del Estado?

            VIEJO:

¿Que si yo qué?

            NIÑO:

Que si tú eres un enemigo del estado. Debemos precavernos de los enemigos del estado.

            VIEJO:

¿Sabes a cuánto está la ciudad?

            NIÑO:

¿Qué ciudad?

            VIEJO:

¿Sabes dónde puedo encontrar a un muchacho de unos veinte años?

            NIÑO:

Al otro lado hay un cuartel.

            VIEJO:

¿Cómo puedo llegar hasta ahí?

            NIÑO:

¿Para qué lo quiere saber? Debemos precavernos de los enemigos del estado.

            VIEJO:

¿De dónde has sacado ese fusil?

            NIÑO:

Me lo han dado en el colegio. ¿Quiere que le cuente un secreto?

 

 

 

1994
LOS MALDITOS

(texto descargable)

Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca 1994

Sinopsis:

La acción: en una Selva, tan lejos de cualquier parte.

Un Niño persigue un ideal. Ha abandonado su casa, su familia, su vida, y busca en la Selva a su héroe, el Comandante, líder de una Revolución eterna. Quiere alistarse en esa guerrilla mítica cuya evocación le llena de entusiasmo. Cuando logra contactar con ellos, se resiste a reconocer que lo que encuentra se aleja mucho de sus sueños: jirones de una tropa, deshechos humanos entre los que apenas se vislumbra a los héroes que fueron.

El Niño se convierte sin quererlo en el centro de una serie de luchas por el poder que le llevarán a un mundo de violencia. Al final ve que el heroísmo tan soñado, que los ideales perseguidos, se reducen en la realidad a una sola palabra: sobrevivir. Cuando logra comprender esto, se convierte en testigo y cómplice del último gesto heroico del Comandante.

Duración aproximada: 90-120 minutos

Nº. mínimo de actores recomendado: 7

 

DIECISÉIS.-

 

                        (El COMANDANTE, en el río, se quita las botas. Gime de satisfacción al dejar los pies al aire y, con extremo cuidado, los mete en el agua del río, aparentando un gran gozo. Algo no va bien: agarra sus botas, y las arroja lejos.)

 

            COMANDANTE:

Entre los cuatro ríos, Pisón, Guijón, Jidequel, Perat, tierra sagrada, tierra fértil, un jardín para el primer hombre, una tumba para el último hombre. El Paraíso. Un valle dormido encerrado en un laberinto de vegetación. El Edén. Un imposible donde perderse del mundo. La selva alzándose sobre nuestras cabezas, el aliento de la tierra infectando el aire y ocultándonos con su manto de barro el cielo. La tierra confundiéndose con nosotros. Penetrando profundamente bajo la piel. Figuras a punto de confundirse con la vegetación, figuras recubiertas de barro, devoradas por la tierra, devueltas por la tierra a su superficie como plantas de arcilla. Y en mí la tierra germina. Entre los dedos de mis pies, mezclándose con mi carne macerada. Regada por esta agua embarrada, así crecerá la simiente de la tierra dentro de mí. No hay manera de buscar alivio, sigue creciendo, más y más. Confundiéndose con mi cuerpo. Expandiéndose. Desmesurándome. Tierra. Ponzoña. Muerte. Renacer. Vida, sangre, savia. Hasta que las botas no puedan ya contenerlos, los pies, los dedos de los pies, la tierra que se pudre entre los dedos de los pies, eso que crece ahí, en esa tierra putrefacta, entre los dedos, en mis pies. Y echaré raíces. Allí donde esté, tendré que decirles, seguid adelante, ya os alcanzaré. No, ya no les alcanzaré, porque mi viaje ya habrá acabado y me hundiré más en la tierra, llenándola, alcanzando el fuego que alimenta la roca, viviendo ya de él. Mis brazos serán ramas y mis dedos acabarán en hojas, hojas que todo lo verán, todo lo vigilarán, Árbol de la Ciencia, Árbol del Bien y del Mal. ¿Descansaré?

                        (Coge un puñado de tierra y se lo lleva a la boca.)

 

Descansaré en un silencio estruendoso. Desapareceré del mundo para ser su centro.

Y éste será mi alimento, la tierra de la que surgen los hombres, la tierra regada por su sangre, la tierra a la que los hombres retornan, mañana. Sí, quizá mañana.

Me queda toda esta selva para ahogarme. Y el océano que la rodea. Al otro lado del mar. Alguna vez tuve una familia, mujer, hijos. ¿Cuándo? Hace diez años, quince, cien… No conservo de ellos ya ni su recuerdo. Quizá todos ellos han vuelto a la tierra. Una tierra como ésta que crece dentro de mí. Pero yo no les puedo seguir aún. Simples mortales. Eso somos. Polvo al polvo. Allí donde yo también volveré. Pero no ahora. No ahora. El silencio es un peso y un alivio que yo no me puedo permitir.

Escucha. Escucho.

Ruido.

Algo se entrecruza.

Animalillos, pequeños ratones que corretean por el interior de los árboles. No hay que perderles de vista. Gente pequeña que escucha entre la hojarasca.

Sal de ahí. Sal, si no quieres que te saque yo de las orejas.

            NIÑO:

                        (Apareciendo tímidamente)

Mi Comandante…

            COMANDANTE:

¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Quién te lo ha permitido? Ordené que no salieras del campamento.

            NIÑO:

Quiero luchar a su lado.

           

                        (El COMANDANTE le pasa las botas.)

 

            COMANDANTE:

¿Las quieres?

            NIÑO:

¿De verdad, señor? ¿Son para mí? Son un poco grandes para mí, pero con un poco de estopa dentro me estarán bien. ¿Me acepta, entonces? A sus órdenes. Le juraré obediencia y fidelidad.

            COMANDANTE:

Fidelidad, ¿sabes lo que es eso?

            NIÑO:

Sí, señor. No, señor. Aprenderé.

 

 

 

1995
LOS ENGRANAJES

(texto descargable)

Premio Lope de Vega 1997

Adaptada a guión con beca de la Comunidad de Madrid y seleccionada el el I Curso de Proyectos Cinematográficos de la Casa de América y producida y estrenada en 2009 con el título ANTES DE MORIR PIENSA EN MÍ

Sinopsis:

La anécdota de LOS ENGRANAJES surgió de una noticia originada en la Rusia Post-Perestroika. Un matrimonio asesinó a un amigo tras una discusión, para luego irse tranquilamente a la cama a hacer el amor. A la mañana siguiente, la mujer se encargó de convertir el cadáver del amigo en hamburguesas. Sin pretender hacer teatro-documento, o quedarse en la recreación de un hecho real, el texto sí quiere ser una indagación. Explorar acerca de esos personajes protagonistas de este hecho macabro, no para regodearse en ninguna situación morbosa, sino para preguntarse por el porqué de la conducta humana, y ver cómo un cúmulo de circunstancias nos obligan muchas veces a tomar determinaciones que, a un observador imparcial, podrían parecer insensatas.

La trama se centra en la figura de la mujer, Nina. Seguimos su vida desde su infancia, asistimos a sus esperanzas, sus temores, sus ilusiones y decepciones. Su vida se extiende ante nosotros, en un esfuerzo de comprensión, de estar a su lado: su relación con su madre, sus amores frustrados de juventud, el aborto forzado que la impedirá tener hijos, su boda con Miguel, y el encuentro con Sergio, que se convertirá en su amante.

Temporalmente, la obra no sigue una continuidad lineal, sino que se compone de pequeñas escenas en que se mezcla pasado, presente y futuro en el desarrollo dramático de los personajes, en una especie de composición cubista, necesario para no reducir la historia al simple recorte de prensa del cual nació.

Duración aproximada: 90-120 minutos

Nº. mínimo de actores recomendado: 7 (3 hombres + 4 mujeres)

           

                        (MIGUEL abre el frigorífico de la cocina de su casa. Rebusca y no encuentra nada.)

            MIGUEL:

Una tarrina de margarina casi vacía, un paquete ya caducado de empanadillas y un bote de betún. ¿Son éstas maneras de llevar una casa? Trabajo quince horas diarias y esto es lo que me encuentro al llegar al hogar, al dulce hogar conyugal. ¿Y dónde se encuentra mi mujer a estas horas? ¿Es esto lo que merezco?

***

                        (En la cama, NINA se abraza enroscándose a SERGIO.)

            NINA:

Tus músculos son de acero, forjados en la fundición.

            MIGUEL:

Yo mismo alimenté el fuego de la forja.

            SERGIO:

Eres tan pequeña que cabrías en mi mano. Si cerrara el puño no te podrías escapar.

            MIGUEL:

Él no tendrá tantos miramientos como yo.

            SERGIO:

Te voy a hacer daño.

            NINA:

Aguantaré. Mi cuerpo está hecho a tu medida.

            MIGUEL:

¿Por qué tardan tanto? ¿A qué esperan para comenzar?

            SERGIO:

Apaga la luz.

            NINA:

¿No prefieres hacerlo con la luz encendida? ¿No quieres verme mientras lo hacemos?

            SERGIO:

No podría soportarlo.

            NINA:

¿Te da algún tipo de apuro?

            SERGIO:

No sé qué decirte. Un poco de remordimiento, sí. Miguel es mi amigo.

            MIGUEL:

¿Quién se preocupa de eso?

            NINA:

¿Quién se preocupa de eso?

SERGIO:

¿Estás segura de que hoy vendrá tarde?

NINA:

Tú sabrás que trabajas en la misma fábrica que él.

SERGIO:

Siento como si me escondieras algo.

NINA:

¿Me lo escondes tú a mí?

SERGIO:

No me gustan los juegos.

NINA:

¿No te gusta ningún juego? ¿Y el mío, te gusta? Déjame que te lo enseñe.

(NINA le mete mano. SERGIO responde a sus caricias y la besa. Ella le hace daño, con su mano apretando bajo la cintura. SERGIO se retuerce de dolor, pero no grita.)

SERGIO:

Quieta. ¡Quieta!

(SERGIO le retiene las manos. Se queda quieto, escuchando.)

Creo haber oído ruido abajo.

NINA:

Eres muy mayor para tener miedo. ¿No será que me tienes miedo a mí?

(NINA impulsivamente besa a SERGIO. Éste recibe la caricia como un ataque, y pierde el equilibrio. Echa a SERGIO sobre la cama, boca arriba, y se hinca sobre él.)

            MIGUEL:

¿Por qué no empiezan de una vez?

NINA:

Hazme el amor.

SERGIO:

Con la luz encendida, no. Pensaría en demasiadas cosas.

                        (MIGUEL apaga la luz del dormitorio. El chirrido de los muelles del somier llena la escena.)

SERGIO:

Sin prisas. Sin prisas.

NINA:

¿No te gusta? Dime que no te gusta. Dime que pare. ¿Lo quieres, sí o no?

SERGIO:

Tranquila. Me vas a arrancar la piel a tiras.

(SERGIO intenta retener toda la fuerza del empuje de la mujer. NINA niega con la cabeza.)

NINA:

Por favor…

            MIGUEL:

Más fuerte, dale más fuerte. A ella le gustará así.

            NINA:

Dame más, dámelo. Por favor… Por favor… Por favor…

 

***

 

                        (La máquina comienza a funcionar. MIGUEL la alimenta.)

 

            MIGUEL:

Así, seguid. Eso es lo que ella quería. Al final se lo he dado. ¿Qué se me puede echar en cara? He cumplido con mi parte del contrato. He hecho que recibiera lo que quería. La máquina me exige: más. Mi esfuerzo. Mis músculos. Mi sudor. Sus gemidos son mi premio. Sé que ahora es feliz.

 

 

 

1996
CALIBÁN

(texto descargable)

Sinopsis:

En un mundo subterráneo, ante la Puerta, luminosa, cubierta por un simple lienzo blanco, levemente hinchado por una brisa espectral, los tres actores. El VIEJO; el APRENDIZ, que mira a la MUCHACHA, la cual a su vez sólo mira a la Puerta.

Duración aproximada: 30-40 minutos

Nº. mínimo de actores recomendado: 3 (2 hombres – 1 mujer)

 

MUCHACHA: Parece algo tan simple. Sólo un trozo de tela. El viento la agita. Pero se me eriza el vello de la piel. Y me pregunto si a los demás les ocurriría lo mismo. Si la excitación les dominaría hasta el punto de convertirse en miedo. Me pregunto qué sería de mí si yo atravesara la puerta.

APRENDIZ:     ¿Qué buscarías tras ella?

MUCHACHA: ¿Me hablas a mí? ¿Quién eres?

APRENDIZ:     Soy yo.

MUCHACHA: Me pone nerviosa tenerte tan cerca.

APRENDIZ:     No deberías verme como a un monstruo. ¿Es por mi rostro, por mi forma de moverme? ¿Mi aliento, quizá, es lo que te ofende?

MUCHACHA: Por favor, aléjate de mí.

APRENDIZ:     No puedes acudir a nadie más. Lo sabes. En ningún sitio.

MUCHACHA: ¿Dónde están los demás?

APRENDIZ:     ¿Los demás? ¿Dónde supones que podrían estar?

MUCHACHA: Tienen que estar.

APRENDIZ:     ¿Dónde?

MUCHACHA: En cualquier sitio, más cerca o más lejos. ¡Ahí!

APRENDIZ:     No.

MUCHACHA:          En esa dirección.

APRENDIZ:     Tampoco.

MUCHACHA:          ¿Entonces, dónde? ¿Dónde están? Les he oído. No me lo niegues. Tendrían que estar, tal vez, ahí.

APRENDIZ:     No los busques tras la Puerta.

MUCHACHA:          ¿Por qué, por qué?

APRENDIZ:     La lluvia.

MUCHACHA:          Los campos mojados.

APRENDIZ:     Cenizas.

MUCHACHA:          El sol al atardecer.

APRENDIZ:     Carne quemada.

MUCHACHA:          El aire puro, las nubes.

APRENDIZ:     Torres negras.

MUCHACHA:          ¡La ciudad!

APRENDIZ:     Humo.

MUCHACHA:          Un hogar.

APRENDIZ:     Horno crematorio.

MUCHACHA:          ¡No puede ser!

APRENDIZ:     No merece la pena que grites. Nadie te va a oír. En ningún punto de la rosa de los vientos.

 

1997
LA PERSISTENCIA DE LA IMAGEN

Premio José Luis de Alonso a la mejor dirección escénica novel a Carlos Rodríguez por la puesta en escena de este texto en su estreno.

Sinopsis: Ella es un cuerpo que se alquila por un poco de dinero. Él es el cliente, esconde algo. Ella descubre el miedo.

Duración aproximada: 20-30 minutos

Nº. de actores: 1 hombre- 1 mujer

 

CUERPO:      Déjame. No me hagas nada. Deja que me vaya.

CLIENTE:     Tus ojos deben de estar muy abiertos.

CUERPO:      No te acerques, hijo de puta. No te acerques.

CLIENTE:     Tu boca está seca. La garganta te arde.

CUERPO:      ¿Qué eres? ¿Uno de esos que se divierten haciendo daño?

CLIENTE:     Calla. Escucha. Los latidos de tu corazón.

CUERPO:      ¿Y a quién utilizar mejor sino a una chica de anuncio? ¿Crees que así puedes hacer todo lo que te salga de los cojones?

CLIENTE:     ¿Estás desnuda? ¿Llevas algo puesto? No me lo digas todavía.

CUERPO:      No me toques. Aléjate, más.

CLIENTE:     Son fotos, sólo fotos.

(Ella hace intentos de escapar, pero él le corta las salidas.)

 

 

 

1996 / 1997
LOS RESTOS

LOS RESTOS se concibe como un díptico que tomaría, renovándolos, procedimientos formales de la tragedia griega, al tiempo que su temática acudiría al legado mitológico clásico. Las dos piezas que lo componen parten una del mito de Agamenón y el ciclo de Argos y la otra del de Fedra. Pero los tratamientos en sendas piezas serán bastante diferentes, y así mismo no habrá entre ellas ninguna relación argumental. Su nexo precisamente estará en esa diferencia de acercamiento al fenómeno del antiguo teatro griego.

LOS RESTOS la componen los textos LOS RESTOS: Agamenón vuelve a casa y LOS RESTOS Fedra.

 

 

LOS RESTOS: Agamenón vuelve a casa

(texto descargable)

Premio Rojas Zorrilla 1996

Sinopsis:

El Vagabundo vuelve al hogar que abandonó hace más de quince años, y en el que dejó a su mujer y a una hija de entonces corta edad. Pero el tiempo ha querido tomarse su revancha y el Vagabundo, tras tantos años, llega demasiado tarde por sólo unas horas. Si su regreso hubiera tenido lugar poco antes quizá habría podido evitar la tragedia. La Muchacha que le recibe, la que supone que es, y luego así lo comprueba, su hija, está bañada en sangre, las manos rojas. Dentro de la habitación que al fondo se entreabre yacen los cadáveres entrelazados de la que fue esposa del Vagabundo y su amante.

En el transcurso de la obra se alternan escenas “cotidianas”, en las que los personajes al dialogar intentan retrasar el momento inevitable en que lo trágico se adueñe de la situación. El diálogo dilata el tiempo previo a la emergencia de los efectos de la catástrofe. Frente a ese tiempo de la acción que los personajes hacen por detener, el de los “episodios”, tenemos el de los “estásimos”, monólogos de los personajes, que profundizan y escarban en el pasado. Tanto el Vagabundo como la Muchacha van rememorando los puntos nodales de su trayecto vital que al final les ha llevado a la tragedia. Forjando su hamartía que se liga al mito. El trasfondo más profundo del personaje se encuentra en la escritura con el destino trágico de los héroes míticos.

Sólo en el monólogo encuentran su destino y la posibilidad de relato porque el espacio de lo cotidiano se encuentra anegado por lo real: eso donde nada puede ser escrito.

Duración aproximada: 90 minutos

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 (1 hombre+1 mujer)

 

 

VENGANZA

            Dejaría que se confiaran. Que pensaran que yo no sabía nada. Que no me daba cuenta de nada. Les atraería con engaños. Les seduciría dejando que se imaginaran falsas esperanzas. Permitiría que se confiaran en su molicie. No supondría ningún obstáculo en los preparativos para su vicioso nido de amor, pero no bajaría la guardia. Acecharía sus movimientos. Con los ojos muy abiertos.

            ¡Venganza!

            Porque pagarían caro su pecado, y cuando estuvieran de nuevo en la cama, enredados en su unión adúltera, yo daría cuenta de ellos. Reduciría su carne a un amasijo informe. Mojaría con su sangre mis ropas, mis manos y mi frente, y así ungida saldría a la luz para dar al sol cuenta de mi compensación.

AGAMENÓN:

No, no pude levantar mi brazo contra ella. Ella era mi esposa, mi novia, mi hermana, mi madre. Ella era parte de mí mismo. No hubiera podido hacerle daño. Antes hubiera preferido acabar conmigo.

Pero su imagen me abrasaba, esa visión de ella desbordándose más allá de su carne, de sus ojos entrecerrados. Nunca más sería capaz de mirarle a los ojos. Sabía que tenía que dejar esa casa, lo antes posible. No llegué a pensar en la pequeña. Luego me consolé considerando que debió de ser mejor para ella quedarse con su madre. Pero en ese momento ni siquiera me acordé de ella.

ELECTRA:

No hubo compasión. No lo merecían. Levanté el cuchillo y lo dejé caer sobre los dos, enlazados en su pecado, para que su vergüenza les persiguiera más allá de la muerte. Para que fueran donde fueran después de muertos, se presentaran siempre encadenados el uno al otro en aquella unión infame. Aunque sólo fuera por la vergüenza que pasarían sus cuerpos ante los que les encontraran muertos. Era el pago justo a tanta tortura.

* * *

VAGABUNDO: Estás llena de sangre.

MUCHACHA:   La sangre.

VAGABUNDO: Mírate las manos.

MUCHACHA:   ¿Es ésta la sangre? ¿Es ésta su sangre?

                                   (LA MUCHACHA se mira las manos, los brazos. Grita.)

Tanta sangre.

VAGABUNDO: ¿Dónde está tu madre?

MUCHACHA:   Ahí dentro, en su habitación, mezclado su cuerpo con el de su amante. Mezcladas la sangre de uno y otro, igual que ellos antes unieron sus cuerpos.

VAGABUNDO: ¿Por qué? ¿Por qué tú?

MUCHACHA:   Sus cuerpos enlazados, jadeantes. Moviéndose. Como un animal ciego. Retorciéndose. Sus gemidos. Golpeándome en la cara. Los ojos en blanco, las bocas abiertas. Los dientes, las lenguas. Golpeando. Los estertores, los jadeos. Golpeando. A borbotones. Golpeando. La vida se escupe como un insulto. En mi cara. Golpeando. ¿Ha pasado ya todo? Dame la mano. Tanta oscuridad. ¿Ha pasado ya todo?

Tanta sangre.

Un charco inmenso, negro, un charco sucio. Lavar los errores. Estoy más y más sucia.

Aquí, en mis manos. En el suelo. Sucia, espesa como barro.

Tanta sangre.

 

LOS RESTOS Fedra

(Texto descargable)

Accésit Premio S.G.A.E. de Teatro 1998 /Finalista Premio Nacional de Literatura Dramática 2000

Sinopsis:

Fedra es una extranjera, una extraña. Teseo la ha recogido en un puerto de su país de origen. Un país esquilmado desde hace años por una guerra fraticida, un país del que sólo quedan restos. Teseo se casa con ella llevando al matrimonio un hijo de anteriores nupcias, Hipólito, que la supera en edad.

LOS RESTOS FEDRA reduce los personajes del relato clásico a sus protagonistas, Fedra e Hipólito. El personaje de Teseo se vive como ausente y el resto es incorporado por el Coro, que también amplifica y convierte en real el miedo, la angustia, el deseo que atraviesan la conciencia de la protagonista. Su estructura en cuanto a disposición de las escenas se ajustaría a un patrón cronológico que es el del relato que se establece afín al mito y, en última instancia, al desarrollo interno de la conciencia de la protagonista. La historia se proyecta desde un pasado de tan remoto casi tan legendario como el de la hija de Minos para llegar a la culminación del destino de Fedra, convertida en una nueva Piedad, acunando entre sus brazos el cuerpo moribundo de su hijastro, de aquél que de ninguna manera pudo ser su amante, mientras el barco de Teseo regresa desde la muerte a puerto. Se crea así una nueva figura mítica a partir de elementos tomados de mitos precedentes.

La exploración que propone LOS RESTOS FEDRA no es simple arqueología, sino una búsqueda de una forma de teatro viva y nueva, de procedimientos de la tragedia que el drama psicológico desde el siglo pasado ha desestimado o, en el peor de los casos, fagocitado y simplificado. Intenta rescatarlos para mostrar que hoy en día están mucho más vivos de lo que pretenda estar cualquier tipo de teatro más preocupado por una reconstrucción naturalista.

Duración aproximada: 90 – 120 minutos

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 (1 hombre + 1 mujer) + coro

 

                       … mañana … puerto … siento que hayas creído que … CAMBIO … antes fue imposible … no pude evitarlo …razones de estado …ya vuelvo …quiero estar contigo … todo un océano es poco … CAMBIO …siempre …. seguro que no ha pasado nada … las elecciones … una gran campaña …tú conmigo, a mi lado …tú y mi hijo, los tres … todo el apoyo …CAMBIO … mañana mismo … flores … mañana mismo …mañana …

 

Preparad la llegada. Engalanad las calles. Mañana es el día. Ya regresa el que creímos muerto. Surcando el mar, vuelve a la patria. Viene en su barco, un pie adelantado sobre la proa. Si se fue como jefe de soldados, ahora vuelve como jefe de la patria. Regresa para hacerse cargo de nuestras vidas. Le acogeremos con entusiasmo, inclinaremos nuestras cabezas ante él, pondremos en sus manos las riendas de nuestras ciudades. Preparaos para la vuelta triunfal de nuestro adalid.

 

 

ya se oye el surco del mar abriéndose para dejar paso a mi recto marido a mi fiel esposo a mi cónyuge y padre mío en mi orfandad Regresando para entrar en su casa y contemplar por sí mismo la infamia cebándose en su estirpe destruyendo sus bienes más queridos sus seres más amados Queda poco tiempo para que él se encuentre con su infiel mujer con su adúltera concubina con la traidora extranjera la asesina de su primogénito la que no dudó en sacrificar al que más deseaba ante el temor ante el miedo dejándose engañar sirviendo de arma para la muerte del que más amaba No quieran estos ojos ver un nuevo día una nueva luz si lo que van a ver es tu cuerpo inerte mis manos inútilmente peinan estos cabellos llenos de barro mi boca lame estas heridas en las que la sangre seca negra ya ha dejado de manar mi pecho se junta con este pecho que agota sus últimos estertores mis manos enlazan las manos grandes ya sin fuerza y mis labios se juntan a estos labios ennegrecidos de los que se escapa ya todo el calor pero que aún conservan la ternura que siempre nos negamos cuando nos correspondía cuando tan fácil hubiera sido amar y ser amado y gustar de tu boca y que tú tomaras de la mía mi alma estrecharnos en un abrazo mi amado

Todo mi amor guardado para ti todo mi amor nunca tocado por ningún hombre nunca entregado a ningún hombre reservado sin saberlo a ti y sólo a ti y he sido yo la causa de tu muerte mi amor respóndeme no me dejes sola a este lado del mar llévame contigo abrázame por última vez No queda tiempo no queda tiempo Tan queridos son los momentos para mí Tan queridos estos últimos momentos después de los cuales el tiempo no será sino lóbrega prisión Llévame contigo antes de abandonarme antes de que tus pies anden bajo otros cielos desconocidos a los mortales antes de que mis manos se queden huérfanas de tu cuerpo de que mis ojos se cieguen al no iluminarse nunca más con la luz de tu rostro de tus ojos en mis ojos

el tiempo se escapa Tu vida con él con cada segundo con cada segundo que se escapa mi vida sin la tuya deja de tener sentido

Ya no veo más que a través de una niebla el cielo tus ojos

te reprocho mi amado que no supiéramos disfrutar de otra manera esto que a nosotros dos y sólo a nosotros dos estaba reservado Nadie iba a quitarnos lo que sólo era nuestro y no fue sino un momento de enajenación lo que permitió que nos abriéramos el uno al otro Sólo la locura juntó nuestros cuerpos en un deseo de destrucción y allí nos encontramos desafiando toda ley uno junto al otro uno dentro del otro No quisimos afrontar la verdad que nuestros cuerpos sí conocían que nuestras almas ansiaban y nos empeñamos en enfrentarnos en ser enemigos el uno del otro

Nos negamos el amor no quisimos mirarnos no quisimos encontrarnos en nuestros ojos en nuestras manos en las caricias el tacto que nuestras lenguas se encontraran en un beso que haría imposible la separación

aún no aún no Espera un poco un poco más Resiste quiero contarte tantas cosas quiero que sepas que te llevas contigo todo lo que hay dentro de mí

caminar hacia atrás sin importar caminar de espaldas caminar recuperando caminar juntos alejarnos de todos de todo alejándonos de este momento olvidándolo una nueva vida para los dos caminar tú y yo

pero este momento este instante es el que nos ha dado el uno al otro es en el que te he recibido a ti me has sido dado sólo para mí

deja que te mire por última vez antes que la muerte me robe tu rostro para siempre quiero que mi última mirada recoja los rasgos de tu cara en vida no velados por el frío de la muerte quiero besarte en ese último momento y que tu alma cuando se escape de tu cuerpo se albergue dentro de mí en mi seno para siempre tú y yo

para siempre tú y yo

guardaré para siempre tu imagen y esa imagen vivirá en tu hijo nuestro hijo ese hijo que yo le entregaré a tu padre con la verdad un nuevo hijo a cambio de un hijo perdido tu hijo sabrá quién fue su padre tu hijo sabrá cuál fue tu nombre vivirá para que lo sepa Yo viviré para que él lo sepa Mi amado Adiós mi amado Adiós

 

 

1997
LAS BUENAS MANERAS

Sinopsis:

Una periodista alcanza a destapar las intrigas y suciedades de las esferas del poder.

Duración aproximada: 20 minutos.

Nº. de actores: 1 hombre / 1 mujer

 

MERCEDES:            ¿No ha visto las fotos de los niños? ¿Las familias en la más absoluta violencia? ¿Los experimentos? ¿Los muertos? A él es algo que no le afecta… Siempre que esté protegido por la oportuna cortina de silencio. ¿Ocurre lo mismo con usted? Creo que lo he juzgado mal. Le creía con más escrúpulos, aunque su ideología no sea la mía. Me quise engañar: gente honesta habrá a un lado y al otro. ¿Qué más pruebas quiere? Con que publique la mitad de lo que le he enseñado, bastará para que la gente salga a la calle pidiendo su cabeza… y con ella la de todos aquellos que han permitido que un monstruo como éste haya llegado a donde está. ¿No se da cuenta de que le estoy dando una oportunidad?

  1. ALFONSO: Sin su apoyo qué sería de nuestro candidato. Nuestro hombre. Tanto cuesta levantar a alguien a quien la gente quiera como para dejarle todo un país en sus manos. Hemos fracasado. Pero él nos ha echado una mano, toda una prorroga para crear un nuevo líder.

 

 

 

1999
ECLIPSES

Sinopsis:

Dos amigas se encuentran en la playa, un día de verano. Hilvanando diálogos y situaciones cotidianas y triviales, van aflorando culpas, remordimientos, traiciones.

Duración aproximada: 60-70 minutos

Nº. de actores: 2 mujeres.

 

ANA:       ¿Tú me crees así?

BELÉN:   Ana…

ANA:       Realmente, ¿tú cómo me ves?

BELÉN:   Como una buena amiga.

ANA:       ¿Te hice tanto daño?

BELÉN:   Lo pasado, pasado está.

ANA:       Gracias.

BELÉN:   Pero ahora puedes evitar hacer más daño. Antes de que sea demasiado tarde. ¿Me lo prometes?

ANA:       Iré.

BELÉN:   Es lo mejor para todos.

ANA:       Yo no hice nada.

BELÉN:   No es necesario que me expliques.

ANA:       Créeme.

BELÉN:   Te creo.

ANA:       En casa… Nos vamos a separar. Ayer hizo las maletas y se fue. Me quedé como una tonta mirando la puerta. Soy incapaz de entrar en la casa. Me siento tan vacía como ella. Esta puta playa.

 

(SILENCIO. Las olas rellenan con su clamor la quietud de la escena. Las mujeres miran al sol. Bajan la mirada. BELÉN vuelve a mirar al sol con las gafas, teniendo cuidado de entornar los ojos. Sonríe. Luego le pasa las gafas a ANA, que también lo ve y sonríe. Le devuelve las gafas.)

 

Nunca son las cosas como nos imaginamos.

BELÉN:   ¿Decepcionada?

ANA:       No.

BELÉN:   Siempre se sabe que hubo un eclipse porque lo dicen en la tele. ¿Y si mienten?

ANA:       ¿Quién?

BELÉN:   Los de la tele.

ANA:       ¿Mentir?

BELÉN:   Quién sabe. ¿Tú te fías del hombre del tiempo, o del del Amor?

ANA:       Como lo de los hombres en la Luna.

BELÉN:   ¿Qué?

ANA:       Hay gente que dice que fue todo mentira.

BELÉN:   ¿Sabes? No me importaría. No me importaría que no fuera verdad. Que por lo menos haya algún sitio donde nunca haya habido hombres.

ANA:       Hasta la Luna habría que irse.

BELÉN:   Primero, la Luna. Luego, nosotras. Fuera los hombres.

ANA:       Me ha dejado los ojos destrozados.

BELÉN:   La verdad es que a mí también me pican horrores.

ANA:       Para el próximo ahumaremos cristales.

BELÉN:   Anuncian unas gafas…

ANA:       No valdrán.

BELÉN:   Ahumaremos cristales.

ANA:       Y podremos comprobar la relatividad.

BELÉN:   ¿La relatividad de qué?

ANA:       La relatividad, a secas.

 

 

2000
SI UN DÍA ME OLVIDARAS

Premio de Teatro BORN 2000

Sinopsis:

La mujer busca a un posible “hermano”. Los padres de ella desaparecieron en las operaciones de limpieza de una dictadura especialmente sangrienta que, aun caída, sigue perviviendo de forma impune.

Los dos hombres -hermanos- son hijos de personas ligadas a esas operaciones de limpieza. Uno de ellos es hijo biológico, mientras que el otro es uno de esos niños desaparecidos nacidos en la cautividad y hasta ahora oculto su origen auténtico para ser acogido como hijo de los torturadores.

La mujer sabe que uno de los dos hermanos es realmente hijo de sus padres desaparecidos. Quiere recuperarlo para borrar todo el horror heredado. Lo que no se puede imaginar es que el que cree que es hijo de torturadores y que se enfrenta a ella para que no perturbe a su hermano, realmente ha suplantado su personalidad con su compañero, sin que éste lo sepa. La mujer encontrará en su enemigo al que tanto ha buscado.

Duración aproximada: 100 minutos.

Nº. de actores: 2 hombres y 1 mujer.

 

La siguiente escena cierra la acción de Si un día me olvidaras.

.- SANTUARIO

(ELECTRA y ORESTES han llegado.)

ORESTES:   Este lugar…

ELECTRA:    Este lugar húmedo, sombrío. Este lugar lleno de fantasmas. Este es el lugar del miedo.

ORESTES:    Lo reconozco. Me parece oír los gritos, creo ver las camillas sucias de sangre en la que las mujeres agonizan.

ELECTRA:    Siempre me sentí atraída por este lugar.

ORESTES:    Lo reconozco, aunque nunca he visto algo parecido. Pero aquí reconozco mi miedo.

ELECTRA:    Y ahora aquí estamos, pero esta vez no es un sueño.

ORESTES:    Cerillas.

ELECTRA:    No valdrían de nada.

ORESTES:    ¡Cerillas!

ELECTRA:    Dame la mano.

ORESTES:    ¿Escuchas, un pitido agudo?

ELECTRA:    No.

ORESTES:    El suelo está encharcado.

ELECTRA:    Dame la mano.

Tiemblas.

ORESTES:    Aún pienso que…

ELECTRA:    Aún piensas en él.

ORESTES:    Sí.

ELECTRA:    No lo puedes olvidar.

ORESTES:    No sé qué hacemos aquí.

No sé cómo hemos llegado hasta aquí.

Sácame de aquí. Tú sabrás cómo.

ELECTRA:    Nunca he estado aquí antes.

Sólo se me ocurre avanzar.

ORESTES:    Por ahí no.

ELECTRA:    No te preocupes. Sólo son ratas.

ORESTES:    Creo sentir algo más. Tengo miedo.

ELECTRA:    Eso no es raro aquí.

ORESTES:    ¡Cerillas!

Esta vez sí que se han acabado.

Es hora de irnos.

ELECTRA:    Cada vez me siento mejor.

ORESTES:    Debemos salir y volver. Nos esperan.

ELECTRA:    Aquí no hay salida.

ORESTES:    Si hemos entrado, eso significa que podemos salir.

ELECTRA:    Nada significa ya nada.

ORESTES:    Ese niño. ¿Dónde está?

ELECTRA:    No hay ningún niño.

ORESTES:    Lo estoy oyendo.

ELECTRA:    Esto está lleno de niños.

ORESTES:    Sé donde estamos.

ELECTRA:    Estamos dentro de tu cabeza, en tus sueños.

ORESTES:    Es la realidad.

ELECTRA:    Ya no hay realidad. Sólo tus pesadillas.

ORESTES:    Si eso fuera así, aquí no habría lugar para él.

(La puerta se abre y deja paso a PÍLADES, un inmenso abrigo fantasmal.)

 

 

 

 

2001
LOS SUEÑOS DE LA CIUDAD

(TEXTO DESCARGABLE)

Premio El Espectáculo Teatral

Sinopsis:

Un hombre, otro hombre, muchos hombres. El mundo sobre la superficie, el mundo bajo la tierra.

La historia de una venganza. El delirio. Elegir entre el amor y la cordura.

Duración aproximada: 90 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 hombres.

 

Línea 1: El Uno

 

La oruga monstruosa se retuerce en el vientre de la ciudad.

De su sueño de muerte, nacen los amaneceres de la ciudad.

Tras la noche el día se encadena al día. Todos los días son comienzo de otra noche. Para algunos la noche acaba con una sola noche.

Soy el Uno antes que ningún otro.

En el andén soy invisible. El hombre no se ha dado cuenta de que estoy allí, delante de él. Me río sin ruido. El hombre acecha a otro hombre. Confunde a ese hombre con otro hombre. Un hombre, dos hombres, tres hombres. Yo me río sin ruido. Dentro de poco, sólo quedará en el andén un hombre. Un hombre y yo. Todavía no ha llegado el momento en que nuestros pasos se crucen.

Toda noche preludio de otra noche.

Yo soy el Primero. Aparezco, surgiendo de la oscuridad del Metro.

Yo lo veo todo, pero no vas a saber nada de mí.

Línea 1:

Plaza Castilla Valdeacederas Tetuán Estrecho Alvarado Cuatro Caminos Ríos Rosas Iglesia Bilbao Tribunal Gran Vía Sol Tirso de Molina Antón Martín Atocha Atocha Renfe Menéndez Pelayo Pacífico Puente de Vallecas Nueva Numancia Portazgo Alto del Arenal Miguel Hernández Sierra de Guadalupe Villa de Vallecas Congosto

Soy el Uno antes que ningún otro

El primer hombre surgiendo desde el más oscuro túnel

en el agujero inmenso del metro.

El Único, en un Metro vaciado de extraños

antes de que todo comience a moverse.

El Único en un reino de ratas

Hí-hihihí

Cada vez más parecido a ellas.

Hace más de treinta años que mis ojos no sufren la fuerza del sol

Nunca sabrás por qué.

Antes que las puertas del Metro vuelvan a abrirse, primer hombre, reapareciendo de su reposo, de mi madriguera, montaña de basura apilada. Remuevo desde dentro y del montón de basura emerge mi mano. Entre bolsas de plástico, mis dos manos, abriéndome paso. El pie. Una pierna. Una cabeza, que vuelve a hundirse entre las bolsas. Otra pierna. La cabeza, de nuevo. Abro la boca que rechina con un sonido de plástico. Abro mis ojos. Vigilo.

De un salto, emerjo. MI piel negra, curtida y afeitada

Las ratas me rodean y saludan mi renacer

Mis ojos se cruzan con sus miradas rojas y puntiagudas como alfileres

Mis pies aplastan sus vientres blandos

Respondo a su chirrido con mi chirrido

Hihihí

Hí-hihihíhi

Cada vez más parecido a ellas

Ellas me dan compañía y calor

Ellas se acercan a mí y me ofrecen sus cuerpos para que sacie mi hambre

Ellas saben escucharme

Compañeras, confidentes, amantes mías, mi alimento

Con un par de ellas basta para desayunar.

La navaja repasa mi piel y no deja ningún pelo en ella

Unto mi piel ennegrecida con grasa y mis músculos responden satisfechos flexionándose con la ligereza del plástico

Contempla mi cuerpo brillante, mi cabeza lisa y brillante.

Me pongo el uniforme. Me voy cubriendo de plástico, ajustándolos a mi piel, ciñéndoselos a mi cuerpo elástico. Una segunda piel de plástico. Con cinta adhesiva repaso todos los cierres.

Mírame. Soy el hombre. Un nuevo hombre.

Nunca sabrás quién fue el que vivió antes en mí. Tuvo que desaparecer ese desecho para que yo renaciera día a día.

El impermeable de plástico duro es mi coraza amarilla. Los pies, unas botas de plástico rojo. Mis pasos no se oyen con las suelas de goma.

Debo vigilar que todo vaya bien.

Todo desfila ante mis ojos. Gotas de colirio, y más abiertos.

Más abiertos.

El hombre vuelve a invadir mis territorios.

Parece que no va a aprender nunca.

Obsérvalo en esa pantalla. Cómo entra a hurtadillas en el Metro. Sale de la pantalla y entra en otra pantalla. Cree que nadie lo ve, pero lo vemos, lo vemos.

Un día tomaré una medida ejemplar. Algo que alegrará a mis amigas.

Sigo mi ronda de inspección. Cruzo por entre la gente, rápido como el viento, nunca se enterarán de lo cerca que estuve de ellos.

Cronometro el tiempo que tarda el tren en ir de una estación a otra. Señalo la diferencia. Mido lo que se tarda en abrir y cerrar las puertas. Cuando hay un retraso, golpeo la puerta del conductor.

En el andén compruebo cuánta gente entra y sale. Si hay alguien que se detiene y deja pasar un tren, me pongo tras él. No le digo nada. Ni siquiera le miro. Sólo espero a que deje pasar un tren más, y otro más. Entonces le susurro al oído. Nadie más escucha lo que le digo. Ni siquiera él sabe que le estoy hablando. Cuando oigo que se acerca el tren, basta un pequeño empujón para que sepa lo que debe hacer.

Odio a las embarazadas. No saben el peligro que supone para ellas viajar en Metro. No las hago nada entonces. Podría dañarse el niño. Pero tengo una gran memoria, así que espero. Tomo al niño en mis brazos y suavemente lo deposito en el suelo.

Me gusta saltar. Subo las escaleras y luego bajo rebotando, dejando que mi cuerpo gane velocidad. No me gusta encontrar entonces obstáculos. No me gusta la gente que va creando obstáculos. Tampoco esos que ensucian el suelo y las paredes. Antes la gente era más limpia. Ahora la gente se cree que el Metro es una cloaca. Deposiciones, orines, vómitos, escupitajos. Todo queda adherido a mi piel. Es muy desagradable.

En los andenes no como nada. Mi alimento son mis amigas, más tarde, en mi madriguera. En los andenes bebo coca cola. La saco de las máquinas rojas que hay en cada andén. Me gusta la coca cola. Burbujas. Con un golpe, salta la lata de la máquina. El metal está frío, congelado. No me gusta el metal. Abro la lata y vierto el líquido en mi bote de plástico. De él sale un tubo fino de plástico que llevo siempre en la boca. Me gusta cómo estallan las burbujas en mi boca, en mi nariz. Me gusta cómo se va formando la burbuja de aire en mi estómago. Eructo.

Cuando no bebo coca cola masco chicle. Chicle negro sin azúcar sabor a regaliz. A veces, masco goma pura. A veces masco chicle o goma mientras bebo coca cola. La goma se ablanda con la coca cola. Las burbujas se meten por entre la goma. Muerdo y todo crepita en mi boca. Mascar es un buen ejercicio para la mandíbula. Con el movimiento mis oídos se abren y pienso mejor. Me gusta escupir la goma al suelo y pisarla. Me gusta quedarme pegado al suelo. Y luego dejarme vencer por el peso y tomar carrerilla. Y sentir que la goma se va estirando, entre mi pie y el suelo, hasta romperse en el aire.

Camino por la línea 1 desde el amanecer hasta la madrugada. Vigilo, y tú no te das cuenta. El Metro cambia con las horas. Pero en todas estoy yo presente. Tú no me ves. Sólo te das cuenta de mí cuando nos quedamos tú y yo solos en el vagón.

El último Metro va a salir. Cierro con él todos los andenes. A esta hora va recogiendo a los despistados y a los que les pesa la vida. Yo quisiera ayudarlos, aliviarles. No sé por qué me tienen miedo.

Mis pasos son silenciosos. Mis pies rebotan en el asfalto liso.

El hombre elige a otro hombre en el andén. Yo río sin hacer ruido. Otra vez se equivocará y sus pasos furtivos resonarán por los pasillos vacíos. Hasta que un día me parezca que ya es suficiente. Mis pasos no se oyen con las suelas de goma.

Quizá creas saber qué es lo que fui algún día. Te equivocas. Aunque yo no podría decir nada a favor o en contra de tus suposiciones. Simplemente, antes de ser lo que soy no era nada. Nací cuando el sol dejó de golpearme en la cara.

Y ahora me preparo para crear la noche.

Mis amigas me reciben.

Hihihií.

Hi-hihihíhi

Me quito el impermeable de plástico amarillo. Arranco la cinta adhesiva. Desprendo las capas exteriores de plástico. Voy clasificando cada una de las partes de mi uniforme, y cuidadosamente lo apilo según su clase. Si se encuentra demasiado deteriorado, lo pongo aparte, para arreglarlo o sustituirlo. Me desnudo completamente y dejo resbalar el aceite sobre mi piel hasta que siento cómo va refrescando cada uno de los poros de mi piel elástica.

Me alimento. Sólo lo justo. Cinco. Ni una más.

Entro dentro de mi madriguera y descanso sin dormir. Mis ojos están abiertos, muy abiertos.

Muy abiertos.

Aunque sea de noche, no dejo de vigilar.

 

 

2001
OSCURECIÓ EN SU FUROR

Sinopsis:

Una mujer, una situación de encierro. Un hombre y una mujer la retienen. ¿La van a torturar? ¿O simplemente, es todo

Duración aproximada: 20 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 hombre / 2 mujeres

 

EL HOMBRE:          Estará lo mejor cuidada posible. Todos lo queremos así.

ELLA:  ¿Todos? ¿Quiénes son todos?

EL HOMBRE:          Muchos queremos lo mejor para usted.

ELLA:  ¿Mi marido también? ¿Dónde está él?

EL HOMBRE:          No tiene que preocuparse por nada. Está en buenas manos.

ELLA:  ¡Mis hijos! No puedo seguir aquí ni un minuto.

LA MUJER:   Bien, bien, bien.

ELLA:  ¿Desde cuándo me tienen aquí? He creído volverme loca. Sola en esta habitación… tan blanca, tan iluminada. ¿No podrían bajar la luz? Siempre encendida. En los ojos. Y ese ruido… Ni un momento de silencio. Ni un segundo de oscuridad. No pueden haberme dejado aquí así. Ellos no saben nada. No deben de saber nada.

EL HOMBRE:          Necesitamos que firme aquí.

ELLA:  ¿Para qué?

 

 

2002
PARTÍCULAS ELEMENTALES

Sinopsis:

Gauss y Bernoulli son dos científicos. El primero, es un hombre, puede que joven. El segundo, una mujer, sin duda atractiva. Ella le propone participar en un experimento demasiado peligroso.

Duración aproximada: 20 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 hombre / 1 mujer

 

GAUSS:       ¿Quiere que pruebe eso? ¿Qué sea su conejillo de indias?

 

(En el interior de una esfera metálica hueca. Una gran máquina en el centro. Un hombre y una mujer, vestidos con monos metalizados y ajustados al cuerpo.

La mujer, BERNOULLI, coloca sobre la cabeza del hombre, GAUSS, un casco recubierto de cables y extraños LEDs.)

 

BERNOULLI:   ¿Qué ha visto?

No me puede engañar. Tiene que haber visto algo. Descríbamelo, por favor.

Los sensores han registrado alteraciones en pulso, temperatura, respiración, tensión ocular…

Todo lo cual indica que ha experimentado una emoción.

Y por los datos, de una gran fuerza. Seguramente en relación con su personalidad.

¿Pero qué es lo que ha sentido?

Sé que algo tiene que haberle pasado. Aunque no podría asegurar qué. Las reacciones parecen ser muy divergentes para cada individuo.

¿Podría describirlo? Ninguno de los que han pasado la prueba lo ha logrado. Pero usted sí será capaz de convertir eso en palabras.

Yo también me he sometido a la prueba. Yo la he probado, durante todas las fases de su desarrollo. Y no sabe qué impreciso es para mí evaluar lo que yo he sentido.

Por eso necesito su colaboración.

(Silencio.)

GAUSS:        Déjeme salir.

 

 

2004
GESTAS DE PAPÁ UBÚ

(Textos descargable)

LAS GESTAS DE PAPÁ UBÚ, DOCTOR EN PATAFÍSICA. Crónica y recuento de los viajes, disquisiciones, crímenes y ocurrencias del Señor de las Phynanthas, Autóclasta. Tal como fueron recopilados por el Dr. Faustroll, miembro fundador del Colegio Patafísico. sobre textos, personajes, situaciones y anotaciones de Alfred Jarry

Sinopsis: Revisión y revivificación de los personajes de Jarry.

Duración aproximada: 120 minutos

Nº. de actores: mínimo 5

 

(Ubú y MEMNÓN FAUSTROLL frente a frente, en el ring de barro, preparados para el combate de boxeo patafísico. Madre Ubú, como si fuera una azafata de un combate de boxeo, pasea una pancarta en la que se lee ROUND 1.)

MADRE UBÚ: Esta noche gran velada. Dos grandes pesos pesados frente a frente. A mi izquierda, el Señor Ubú, tirano sanguinario y globalizador, glotón insaciable. Gran Maestre de la Mierdra y picha floja. 212 kilos. A mi derecha Memnón Faustroll, cantarín fraudulento y momia reciclada. Adúltero profesional. 32 centímetros, sin más comentarios. Quiero un combate limpio. A sus puestos. Primer round.

MEMNÓN FAUSTROLL: La máquina de coser torpedea a los tartamudos. Las agujas se afilan al borde de los labios.

UBÚ: ¡Guardia, me está mondiendo la medialpierna! Las teclas se creen caricias en las penumbras. El piano suspira tras los intervalos de quinta. Do Sol Re. Do-lo-res.

MADRE UBÚ: Juego limpio. Juego limpio. Las patadas por debajo de la barbilla.

MEMNÓN FAUSTROLL: El momento de la felicidad verdadera empapela al bocadillo de sardinas.

UBÚ: Sóltame. Eso está promprohibido. ¡Guardia!

MADRE UBÚ: Juego limpio. Juego limpio.

UBÚ: El hecho de la caída de los corpos no descarta la asperteza de la col.liflor.

MEMNÓN FAUSTROLL: Pero las berzas señalan siempre al lugar donde el sol se esconde.

UBÚ: Lo cuál es como afirmar que a todo porco le llega su sanmartín.

MEMNÓN FAUSTROLL: Señora juez, esa entrada es ilegal.

UBÚ: En la pocilga el porco son-sueña mil noches con nubes de algordón rosado, mientras que durante tres mil días hunde en el barro su cockxix -hocico.

 

 

2004
PARA UN 11-M

Texto encargo de Teatro por Once voces para el 11M.

Compuesto por las obras DESPEDIDA y LLAMADA

 

DESPEDIDA
 Estrenado en el Teatro de la Abadía / Teatro Español y publicado por la SGAE.

Sinopsis: Último encuentro entre una mujer maduro y su joven amante musulmán. Él le pide que le odia, mientras que sin que ella lo sepa se prepara para participar en el atentado.

Duración aproximada: 15 minutos.

Nº. de actores: 1 hombre- 1 mujer.

 

(El hombre aparece, secándose el torso con una toalla. La mujer sigue llorando. El hombre tira la toalla, a los pies de la cama, y la mira. Se sienta en la cama, al lado de ella. La mujer se dirige al hombre. Intenta arañarle, pero el hombre le sujeta las manos.)

Bruto.

(Tras un breve forcejeo, ella se libera de su presa, y le golpea en el pecho. Él le coge el cuello, y ella cesa en su ataque, los brazos dejándose caer. Él rodea con sus manos su cuello, y las manos grandes sostienen la cabeza de ella. El hombre la besa en la boca. La mujer se deja besar, sin moverse. El hombre separa su cara de ella, que parece no reaccionar con la caricia del hombre. La mujer le escupe.)

Llévate esto para tu nueva amiguita.

(El hombre la suelta. La mujer cae al suelo. El hombre se pone la camisa, sin mirarla. Y finalmente la mira, a sus pies, llorando, echa un ovillo. El hombre, suavemente, con la punta del pie, la roza.)

HOMBRE: Debes aprender a odiarme.

LLAMADA

Sinopsis: El día del atentado del 11M un matrimonio acomodado reciben la llamada de su asistente doméstica, atrapada en uno de los trenes de la muerte.

Duración aproximada: 15 minutos.

Nº. de actores: 1 hombre- 1 mujer. – 1 chico joven

 

MARINA:

¿El bolso?

No, qué más da el bolso. Deje el bolso, mujer. Si no lo encuentra, le doy yo uno de los míos. De nada, mujer.

Sí. Un abrigo. ¿Un abrigo? ¿No tiene abrigo? No, claro.

Belina. Belina.

¿Qué es ese ruido?

Belina, ¿qué me está diciendo?

Vamos mujer, si está mala, no venga. O si tiene algo que hacer. Ya me aclaro yo. Pero podía avisarme con más tiempo.

Belina. Sí.

¿En el tren? ¿Santa Eugenia?

Por favor. Cálmese.

Los zapatos. Claro. Sin zapatos.

¿Pero qué la pasa?

¿Sí? ¿Belina? ¿Qué dice? ¿Muertos? ¿En el tren?

Belina. Belina.

¿Muertos?

(Suena la puerta, cerrarse de un golpe. Pedro se remueve, con disgusto.)

¿Qué dice,mujer?

¿El tren no funciona? Es eso. Que el tren no funciona. Llegue a la hora que quiera. Usted ya sabe lo que tiene que hacer.

¿Qué dice?

(El móvil se ha quedado sin cobertura.)

 

 

2005
DETRÁS DE TUS OJOS / MI HIJO / LA FAMILIA

Incluidos en el espectáculo / instalación urbana GRITA TENGO SIDA

Sinopsis: Tres textos sobre personas afectadas por el VIH.

Duración aproximada: 40 minutos

Nº. de actores: 1 hombre / 1 mujer / 1 hombre

 

Tengo sida.

Ahora lo sabes, pero eso no tiene que cambiar nada. Vete, olvida siquiera que nos hemos encontrado, y olvida lo que te he dicho. Si te quedas, piensa en lo que un día fuimos, no en lo que soy ahora. No soporto que me tengan compasión, y menos que seas tú el que me compadezca.

No te vuelvas, por favor. No me mires. Recuérdame como yo era entonces, la última vez. Nuestros rostros se rozaban y sentía tu aliento, respirando de forma agitada. Me dio la impresión de que tenías prisa por irte. Tú no podías saber que ésa iba a ser la última vez, yo ya tenía tomada mi decisión. Tal vez fuera yo y no tú quien quería que todo acabara lo antes posible.

 

 

2005
JUEGO DE DOS
(Texto descargable)

Texto estrenado en el Centro Dramático Nacional.

Sinopsis: El cuerpo y el cliente. La fascinación de ver. La impotencia de acercarse al otro. El miedo. Una vuelta de tuerca más perversa de La persistencia de la imagen.

Duración aproximada: 70 minutos

Nº. de actores: 1 hombre- 1 mujer

 

(Una sucesión de fotos fijas, imágenes robadas; aparentemente resultado de un reportaje de una agencia de detectives -tomadas con teleobjetivo; insuficientemente iluminadas; faltas de definición, con mucho grano. Una VOZ masculina, describe con entonación fría e impersonal, sin ninguna tensión; su sonido mezclado con la suciedad del registro del aparato magnetófono; entre frase y frase, pausas agónicas: ruido electrónico.

La presencia real de la actriz sobre la ESCENA, en su radicalidad de CUERPO.

Efecto sonoro: la ciudad.

El dolor en el OJO por alternancia de flashes y oscuros, de la foto proyectada, la oscuridad, el flash impactando en el fondo de la retina.)

18:06. Contacto visual a través de la ventana. Ella lleva una toalla alrededor del cuerpo y el pelo visiblemente mojado. Coge el teléfono. La conversación es breve. Ella anota algo y cuelga. Sale de la habitación. Se pierde contacto visual.

18:26. Se restablece contacto visual en el portal del edificio. En su interior, ella se cruza con un matrimonio de mediana edad. El hombre la mira. Ella abre la puerta y se asoma al exterior.

Descripción de la muchacha: unos veinticinco años, alta, delgada. Pelo moreno, largo, recogido en una coleta. Blusa muy escotada, de color malva claro. Falda azul oscuro corta, a la altura de medio muslo. Botas negras. Al hombro lleva un bolso pequeño de color rojo.

Ella sale a la calle. Ella camina por la avenida principal. Sus pasos son regulares. Dos hombres jóvenes con los que se cruza la miran y le dicen algo. Ella sigue andando.

Ella se detiene, al borde de la acera. Mira dentro de su bolso. Para un taxi. Entra en él y saca un papel que pasa al conductor. El coche arranca.

Se pierde contacto visual a las 18:39.

 

                                   (Oscuro.)

(El OJO se va acostumbrando a la casi oscuridad en que está sumida la ESCENA. En ella, el actor: el CLIENTE espera.

Tras él hay una gran pared.

Y delante de ésta, apoyado en el suelo, un gran espejo de cuerpo entero, quebrado de parte a parte.

SUENA EL TIMBRE.

El CLIENTE sale de ESCENA en dirección a la entrada de la calle. Tras un tiempo breve, el sonido de una puerta abriéndose. Y una voz de chica, la misma que oímos en la conversación telefónica. El comienzo de la conversación se desarrolla FUERA DE ESCENA. Al principio, como un cuchicheo inaudible, luego más inteligible.)

 

2006
TE MANDARE UNA CARTA

Becado por la Comunidad de Madrid para el desarrollo de obras teatrales.

Premio Eurodram a la traducción al italiano, por Marta Graciani.

Sinopsis:

Elena se ha quedado sola en casa. Sus padres y su hermana han desaparecido. Ella observa que no es la única niña del colegio a la que le ocurre lo mismo. Cuando ve que a Alejandro sufre el mismo problema, no lo duda. Lo acoge con ella, para así protegerse ambos del ataque de los narigudos.

Duración aproximada: 100 minutos.

Nº. de actores: 1 chico / 1 chica

 

Nuestros protagonistas son dos niños, ELENA y ALEJANDRO.

La niña tiene una mirada despierta y viva, aunque muy dentro de sus ojos nos puede sorprender un toque de tristeza.

El niño se muerde los labios y mira por la ventana. ALEJANDRO tiene unos meses más que ELENA, pero ella se comporta con él como si fuera mayor.

ELENA y ALEJANDRO no son hermanos, ni siquiera son del todo amigos, aunque ahora se necesitan el uno al otro.

Viven solos en una casa baja. Una casa que se encuentra fuera de la ciudad.

Sobre la alfombra, Elena se pone los calcetines, los calcetines de colores. Estira la pierna sobre su cabeza, se calza el pie izquierdo con un calcetín y mira la prenda de colores.

ELENA:

Un arco iris sobre la tierra.

Las nubes al atardecer.

La playa y el mar.

Una naranja al abrirse.

Una familia de pulgones.

La margarita,

La azucena,

Una amapola

Y el color de mi lengua cuando me burlo de ti.

El cielo justo antes de que llueva.

Mi labio sangrando.

La luz rompiéndose dentro de un copo de nieve.

El campo lleno de flores.

Todos los colores que se pueden pintar con los lápices de colores.

Todos los colores prohibidos.

 

 

2007
LOS QUE QUEDAN

Sinopsis:

Ana busca a su padre, que desapareció en un campo de concentración alemán, tras la Guerra Civil. Sus investigaciones le llevan a una casa aislada del Sur de España. Un viejo se esconde tras el nombre de su padre.

Duración aproximada: 70 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 (1 hombre+ 1 mujer)

VIEJO:        Mauthausen. Siempre estoy volviendo a Mauthausen. Mauthausen. Allí no existía la compasión.

Nadie tenía compasión en esa época. Ni estalinistas, ni trotskistas, ni anarquistas, ni fascistas, ni mucho menos los burgueses, que muchas veces se aprovechaban de la situación para sus propios intereses. Pero los nazis hicieron algo más que el resto. Habían convertido la falta de compasión en una forma de vivir.

MUJER:      Logra sobrevivir en Mauthausen.

VIEJO:        Hace cuarenta años de esto y aún me siento dentro de los muros y alambradas de… ese sitio. Nos obligaban a trabajar en una cantera, un agujero infernal. Piedras de hasta 60 kilos, subiendo por un muro de 50 metros, bajo los golpes de los oficiales y los kapos. Desde lo alto del despeñadero los SS arrojaban al vacío a los que ya no podían más. Paracaídas, así los llamaban. Si el desgraciado no moría a la primera, repetían la operación. Cuando uno duerme en una barraca, como yo he dormido, enfrente del crematorio, y durante toda la noche ve salir las llamas por la chimenea, la esperanza deja de tener sentido.

 

 

2007
LAS ÚLTIMAS GUERRAS

Sinopsis:

El gran reportero de guerra, testigo del siglo XX, se prejubila, y ha de convivir con la que ha sido su mujer de toda la vida y a la que tanto desconoce.

Duración aproximada: 30 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 mujer.

Toma tu papillita.

Abre la boca y come. No te hagas el tontito. Vamos, no debes de ser malo con quien te quiere de verdad. Cómetelo y te daré una sorpresa.

El niño de mamá. Mi reportero indómito. El soldadito de televisión. Come y reserva fuerzas. El día es largo. Aún no ha empezado la lucha por hoy. Irak, Líbano, Mauritania. Cuantas guerras. Ya pasaron. Aunque realmente no fueron tus últimas guerras. La última guerra no se luchará en ningún desierto. La última guerra está aquí.

Entre tú y yo.

 

 

2008
TODOS LOS QUE QUEDAN
(Texto descargable)

Sinopsis:

Un hombre huye de una ciudad sitiada en plena Guerra Civil. Huyendo de sí mismo, acaba atrapado en una odisea que le hace recorrer la historia europea. Muchos años después, llaman a su casa para exigirle cuentas.

Duración aproximada: 140 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 8 (7 hombres + 1 mujer)

 

                             (La MUJER escribe una carta a su antigua pareja.)

MUJER:           Me había jurado no volver a molestarte. Te he hecho mucho daño, lo sé. Yo destruí nuestra relación y para ello jugué el papel de malvada. Eso fue lo que yo elegí. Igual que también elegí que tú no jugaras el papel de víctima. No podía permitir que en ningún momento sintieras lástima por mí y sufrieras por ello. Prefiero mil veces que me desprecies, que me odies. Después de abandonarte como lo hice, no soportaría tu amabilidad, tu infinita compresión. No soy tan buena como para merecerla. Como tú tampoco te merecerías que yo te arrastrara con mis egoísmos, que llegaras a sufrir lo que bien llamaste la persecución de un fantasma.

                             No es que no te quiera. El problema es que te amo demasiado, tanto como para llegar a hacer locuras para tenerte a mi lado. Pero por eso mismo, porque te amo, es por lo que tengo que dominarme, aunque llegue a morderme los labios hasta sangrar. La lucha que sostengo contra mí misma es brutal. Logro, aunque sea a duras penas, reprimirme tanto como para no desearte, para desear que seas mío por encima de todo.

                           Ya no puedo más y te voy a decir que. Te quiero. Te amo. Te deseo. Te sigo queriendo, amando, deseando. Te amo. Te amo. Te amo. Por eso, no soportaría que te hundieras en el agujero que he creado con mi tozudez. Pero te deseo. Te deseo, te deseo. Deseo la fuerza de tus brazos, lo aspereza de tus besos, el peso de tu cuerpo. Tu boca, tu aliento. Debería borrar todo esto. Lo haré, antes de enviarte esta carta. Pero ahora necesito sentir que sí se quedará ahí escrito, que no lo voy a borrar. Que te va a llegar en esta carta y tú la vas a leer y te voy a llenar con todas mis palabras y que pronto te voy a tener aquí, ya.

                           No va a ser así. No lo vas a leer. Lucho otra vez contra mí misma y venzo y al vencer soy derrotada. Al ganar, lo pierdo todo. Tienes que ser libre de que yo te ame.

                           Sigo con mi búsqueda, en un laberinto dentro del cual me pierdo más y más. Me había propuesto no hablarte ni escribirte hasta haber logrado con éxito mi objetivo, o hasta haber fracasado completamente. Necesitaba llegar al final antes de que volvieras a saber de mi paradero. No quería condicionarte con ninguna de mis preocupaciones. Apurar hasta el final sola esta obsesión, y luego acercarme a ti, con los brazos levantados y las manos abiertas, y entonces dejarte entera libertad para despreciarme o aceptarme de nuevo. Para que tú fueras quien decidieras si quisieras volver a saber de nuevo de la que fue tu mujer, o no.

                          Te pido perdón ahora, por ser tan débil como para escribirte y no tener tanta valentía como para presentarme ante ti cara a cara. Estoy sola, y necesito desahogarme. Necesito expresarle a alguien todo esto que siento por dentro. Si tú no quieres leer esta carta, estás en tu derecho. Si la rompes o la olvidas en cualquier lado, o la tiras o la quemas, nunca te lo reprocharé. Has sufrido mucho por mí, y me gustaría apoyarte y decirte que realmente no merezco la pena. Que tu generosidad vale más que cualquier cosa que yo te pueda dar. Pero hoy más que nunca añoro tus brazos, y me muero por estar a tu lado.

                           Escucho Wiegala, la canción de Ilse Weber. Ilse Weber era una escritora judía de cuentos para niños. Ilse Weber, junto con su marido y su hijo, fueron recluidos en Terezin, el campo de los judíos felices. Cuando ya no interesaron, Ilse Weber, con su hijo y su marido, acabó en Auschwitz, como todos los judíos felices de Terezin, como todos ellos. Escucho Wiegala. La nana que Ilse Weber le compuso y cantó a su hijo. La nana que le cantó Ilse Weber a todos los niños a los que acompañó. La nana con la que Ilse Weber les quiso consolar cuando voluntariamente acompañó a los niños de Auschwitz a morir en las duchas.

 

 

2008
COMETAS
(Texto descargable)

Sinopsis:

Una muchacha vuela una cometa en un parque. Y un hombre, y una mujer.

Duración aproximada: 15 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 mujeres, 1 hombre.

 

MUCHACHA:  Ahora dentro de mí. Ahora no duele. Ahora no pienso. Hoy es un día tranquilo. Hace sol, pero nada de calor. Un poco de frío. Bastante frío cuando sopla el viento. Como ahora. Pero sin viento mi cometa no vuela. Hoy me siento mejor. Volar la cometa. Dejar que la cometa vuelve, que el viento la levante. No forzarla. Aquí en la tierra yo. Arriba la cometa. Dejar que la cometa vuele. Sentirme con ella junto al viento. No pensar. Flotar. No pensar. Flotar. No pensar. Flotar.

 

 

2008
EL MURO

Sinopsis:

El hombre, en una residencia de ancianos. Su familia le ha dejado allí, para que se pudra hasta morir. El hombre todos los días se planta ante un muro y se queda ahí, quieto, todo el día. El hombre piensa da vueltas a su pasado. En cómo albergó en su casa a un muchacho inmigrante y confió en él demasiado.

Duración aproximada: 60 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 hombre

 

Un hombre ante un muro. Los brazos caídos. Las rodillas ligeramente dobladas. Los pies, firmes. La cabeza erguida, un tanto echada hacia atrás. La mente, en ninguna parte. La mirada fija en el muro y ante el muro el viejo, todo el día, haga frío o haga calor. Los días pasan delante del muro. Ante el mismo grupo de ladrillos. Uno sobre otro, uno al lado del otro. Un ladrillo, otro ladrillo, otro ladrillo. El muro, los desconchones, las grietas, la pared que se eleva por encima de todas las cabezas, el muro.

Los otros ancianos pasean por el patio, recorren el camino que rodea la residencia. Tienen todo el día para comer, jugar a las cartas, pasear, comer, pasear, jugar a las cartas, dormitar, comer, babear, comer, cenar. Sus caras se han vuelto amarillas, ya no se distinguen de las camisas apretadas con que les visten. Sus pasos son grises. Sin embargo, sus ojos brillan con codicia. No pierden detalle de lo que unos tienen, de lo que a ellos le faltan. Esperan. Y mientras tanto, formando parejas o por grupos, pasean. Algunos murmuran, otros hablan. Algunos incluso, ríen. La mayoría no dice nada. Miran, mascullan. Tienen envidia de los demás. Siguen paseando. Arrastrando los pies. Escupen al suelo. Pisan el gorgojo y continúan, dejando que pase la tarde.

El hombre, que sin moverse está ante el muro, no les ve.

 

 

 

2010
FIESTA ZOMBI EN EL JARDÍN

Sinopsis:

Chica recién fallecida se enfrenta a hermano aprovechado que se creía feliz por disfrutar del chalet de su hermana muerta, y sobre todo, por su jardín. Y ahora, se la encuentra zombi en el jardín con la intención de hacerse una tumbita confortable bajo el césped.

Duración aproximada: 20 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 (1 hombre + 1 mujer)

 

ELLA:  Son las tres. Es la hora de comer y yo tengo hambre.

ÉL:      ¿Que me quieres comer?

             La habíamos enterrado antes de ayer, y ahora estaba ahí, mirándome, con los labios amoratados, la cara cadavérica y la punta de la lengua asomando entre unos dientes picudos. Dios, Dios mío, esto sólo podía ser una pesadilla.

             ¿Me vas a comer?

Claro que es una pesadilla. Me quiere comer. Mira cómo me clava los ojos. Pero me voy a despertar ya. Esto es una pesadilla, esto es una pesadilla, esto es una pesadilla…

             ¡No te acerques a mí!

 

 

 

2011-2013
EL CANTO DE LAS SIRENAS

(Texto descargable)

Sinopsis:

Un equipo de televisión de un programa sobre temáticas paranormales llega a una fábrica que fue súbitamente abandonada. Las tensiones entre los personajes propician la llegada de fenómenos difícilmente explicables con la razón.

Duración aproximada: 70 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 hombre + 3 mujeres

(Cuatro sombras avanzan en la oscuridad guiándose con linternas de alta potencia. La noche anega la gran nave industrial abandonada, impidiendo concretar los límites de sus muros. La luz de las linternas fracasa cuando intenta disipar la negrura que lo invade todo; sus haces se adelgazan en trazos temblorosos que apenas descubren algo del entorno. Las sombras hablan en susurros temerosos de romper un silencio compuesto por ruidos, roces, ecos, crepitar de tierra, resbalar de piedras y gorgoteo de agua.)

ANA: Fantasmas…

FRIDA: Lo que muchos quieren ignorar.

PATTY: ¿Fantasmas?

FRIDA: Lo que la realidad esconde.

ANA: Fantasmas.

FRIDA: Energías, presencias.

PATTY: ¡Fantasmas…!

FRIDA: Cara a cara frente al misterio. Es el momento, aquí y ahora.

(TOMÁS, a bocajarro, grita …)

TOMÁS: ¡Fantasmas!

(…y ANA le responde con un grito de susto, que sofoca con una risa un tanto nerviosa, un tanto sarcástica.)

 

 

2012
EN TUS MANOS

Sinopsis:

Una mujer trapecista evoca su vida con su pareja tanto en el trapecio como en su intimidad.

Duración aproximada: 15 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 mujer

Es una sensación extraña que hace que se me erice el vello de la nuca. Cierro los ojos aunque sé que no debería hacerlo. Pero sé que es una prueba y que nada es más importante que esta prueba. Me dejo caer a plomo y ya sólo dependo de que tu brazo esté justo en el lugar adecuado, es cuestión de milímetros, y eso es lo que divide la ovación del triunfo del clamor del desastre. Y mientras mi cuerpo cae no puedo pensar en nada más. Soy feliz. Soy feliz. Sin abrir los ojos, oigo los gritos de la gente…

2013
MEMORIA DE 7 DÍAS

Sinopsis:

La vida de una directora de un programa de televisión se ve alterada por la llegada de un joven indómito, el becario profundo, que citando a Bruce Lee se cree que puede cambiarlo todo y aprovecharse de cualquiera. Pero la memoria de ella solo alcanza a siete días.

Duración aproximada: 60 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 mujer + 1 hombre

CABEZA DE BESUGO

J/.      Si un pez abre los ojos por tres veces, ¿tú qué vas a hacer?

T/.     ¿Echarlo a la parrilla?

J/.        Antes ponle sal. Bruce Lee. Fin de la cita.

 

 

2010-14
!!!
/el procedimiento

(Texto descargable)

 

 

Premio de teatro La Jarra Azul 2013

Seleccionado por el IATI (New York) para el programa internacional CIMIENTOS

Sinopsis:

Dos directivos de una empresa de televisión se encierran para crear un procedimiento para interrogar a sus empleados, buscando una cabeza de turco para un error grave en la transmisión de un partido de final de fútbol, en el que se abucheó al jefe del estado.

El poder crea simulacros en los que se cuestiona a sí mismo, y al mismo tiempo cuestiona topo tipo de oposición posible.

El poder pretende ser tanto el sistema como su mismo antisistema. El poder quiere así darle puesto a cualquier tipo de disidencia dentro del mismo sistema, incluso a las que promulga la desaparición del sistema.

Si alguien logra salirse de esta economía perversa, el poder se encargará de exterminar esa voz.

El poder se celebra a sí mismo como su mayor crítico, y en cuanto a eso, sacrifica a aquellos de sus sirvientes que de forma más escrupulosa cumplen con sus designios.

Duración aproximada: 100 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 2 hombres

 

IGLESIAS:     Seguir un método. Un procedimiento.

VEGA:                        Un procedimiento.

IGLESIAS:     Un procedimiento. Un método. Ser metódicos. Ser consecuentes. Es parte del trabajo. La parte del trabajo más delicada. Lograr el patrón para ese procedimiento. Prever cuáles serían los pasos a seguir, independientemente del transcurso de los acontecimientos. Es fundamental. Si alcanzamos de forma satisfactoria este objetivo, tendremos asegurado el éxito de nuestra gestión. Fundamental.

VEGA:                        Realmente fundamental.

IGLESIAS:     Este trabajo nuestro no es nada fácil. Nos expone a situaciones peligrosas. Podríamos equivocarnos. Podríamos ser injustos. Podríamos llegar a ser crueles.

VEGA:                        Peligrosos, equivocados, injustos, crueles…

IGLESIAS:     Lograr el diseño de un procedimiento es prioritario. Hay que idear unos protocolos, articularlos en un organigrama de rutinas y elaborar un guion férreo que nos permita ir al meollo del asunto. Diseñar algo suficientemente eficiente. Efectivo. Que nos deje maniobrar según nuestras necesidades y no nos ate las manos. Nuestro trabajo requiere libertad absoluta para seguir racionalmente con nuestro deber, según lo que la intuición nos marque. A nuestra manera.

 

 

2014
SEGUNDA ESTRELLA

Con la colaboración de Adolfo Simón y Teresa Vallejo.

(Texto descargable)

 

Sinopsis:

Un bebé congelado. Una calle a oscuras. Un mundo distinto, justo a la vuelta de la esquina sombras de unicornios, dragones sin alas, seres hermosamente monstruosos.

Una princesa con el cuerpo equivocado que sólo quiere recuperar una sonrisa.

Duración aproximada: 50 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 intérprete

 

LA AVENTURA DEL LOBO

Hay un lobo dentro de mí.

El lobo lame mi mano.

El lobo que ha entrado por mi boca y sale por mi sexo.

VIVIR CON UN LOBO DENTRO.

El lobo ataca de forma desprevenida. A quien?…

Atacar al lobo. Alimentar al lobo.

El lobo que viene hacia mí, que me lame la mano.

EL LOBO Y YO.

El lobo; ¿otro personaje más?…Una presencia al menos.

EL LOBO SOY YO?

 

 

2014
XXX@sex.com
(Texto descargable)

Sinopsis:

Cruces de identidades, entre la presencia reprimida en la realidad y el deseo desatado en lo virtual. La escisión de un mundo contemporáneo.

Duración prevista: 40 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 hombre + 1 mujer

Sí, te comería ese chocho ahora mismo. Dime qué haces ahora.

Me meto dos dedos en el coño, tres, cuatro. Me hago una buena paja pensando en tu polla.

Cómemela, puta, cómemela.

Mmmmmmmmm. Mmmmmmmmmmmmmmm. Mmmmmmmmmmmmmmmmmmm.

 

Y le dije que no podía salir con ella, porque no podía darle lo que ella quería. No entiendo el sexo sin amor.

 

¿Así te gusta, puta, así?

Sí, sí, ho, ho, ho.

 

Manu, hay poca gente que piense como tú, Manu, estoy orgullosa de ser tu compañera.

Sí, tenemos que hablarlo un día. Podemos ver de comer.

Sí, pero ahora estoy muy ocupada.

 

2014
CAMPANA DE CRISTAL

Sinopsis:

El mismo juego, de nuevo. El hombre frente a la mujer.

Sólo uno quedará vivo.

Duración prevista: 10 minutos.

Nº. mínimo de actores recomendado: 1 hombre + 1 mujer

 

HOMBRE: Nuestro encuentro está al otro lado de la ley. Por eso es por lo que te quiero.

MUCHACHA:  Me volverías a amordazar.

HOMBRE: Te volvería a amordazar.

MUCHACHA:  Me volverías a atar.

HOMBRE: Te volvería a atar.

MUCHACHA:  Amordazada, entregada.

HOMBRE: Déjame vendarte la boca, otra vez más. Déjame amordazarte, inmovilizarte. No me mires a los ojos. Esa es la ley. Mientras no me mires, todo irá bien.

MUCHACHA:  Todo ha cambiado ya. Te miro a los ojos y veo un ser miserable. Ya no me das miedo, ya no tengo que someterte a ti.

HOMBRE: Todavía te puedo dar placer.

 

2016
CARDENIO Y EL SOLDADO

Premio Francisco Nieva 2016.

(Texto descargable)

 

Sinopsis:

En un lugar de La Mancha…

En un aparcamiento de un motel de carretera el soldado limpia un arma. El resplandor de dos faros de coche deslumbra al muchacho. Un coche llega al aparcamiento, y para no lejos de donde está el chico. El joven inspecciona un arma y se lo guarda en su chaqueta. Cardenio, Teniente Coronel de Infantería, sale del coche.

Duración prevista: 40 minutos.

Nº. mínimo de actores: 2 hombres + 1 mujer

 

 

CARDENIO:    ¿Hubo alguna mujer en Afganistán, soldado?

SOLDADO:      Siempre hay una mujer, de una manera u otra. Apuesto a que usted tuvo también alguna mujer por allá.

CARDENIO:    Un caballero nunca habla de mujeres ante desconocidos.

SOLDADO:      Venga, señor. Estamos solos. Yo no tengo ningún inconveniente en compartir mi historia con usted. Aquí a nadie se oye, nadie nos oye aquí. Un sitio perdido en medio de La Mancha, bajo la luna llena. Un sitio perfecto para las confidencias.

CARDENIO:    Un sitio extraño para encontrarse. Una casualidad incómoda.

SOLDADO:      La Mancha puede ser una realidad incómoda, pero es una realidad. Señor, usted cree en las casualidades… Yo no. Hablemos de mujeres. ¿Quién era ella?

 

 

Anuncios