LOS VIVOS Y LOS MUERTOS: TORPEDO SQUADRON 8, UN MEMORIAL DE JOHN FORD

 

 

EN MEMORIA DE JUAN CARLOS GONZÁLEZ

En junio de 1942 John Ford, incorporado al ejército para apoyar con su trabajo las acciones de éste en la batalla del Pacífico, en la Segunda Guerra Mundial, es destinado a una pequeña isla, Midway, para lo que él creía que era hacer un reportaje de la vida habitual en esta pequeña base, sin apenas extensión ni habitantes, en mitad del Océano. Entre el material que rueda él personalmente está el de la dotación de un portaaviones, el Torpedo Squadron 8.

El 2 de junio se da cuenta de que la isla está bajo situación de alerta y los destacados en ella se preparan a la defensiva. El 4 de junio se desencadena la batalla y el mismo Ford se desplaza a los lugares de combate y toma, cámara en mano, imágenes de la misma desde la playa de Midway.
Después de la batalla, que fue circunstancial para detener el avance japonés hacia el Este y que dirimió el dominio del Pacífico, se sabría que los miembros del Escuadrón murieron en la batalla, todos a excepción de uno, intentando infructuosamente detener la primera ofensiva japonesa.

El material John Ford, temiendo que fuera confiscado por las autoridades militares, se lo lleva a Hollywood, donde cuenta allí con colaboradores de lujo: el guionista Dudley Nichols, el montador Robert Parrish, el músico Alfred Newman, el ya citado Henry Fonda. Su equipo habitual en sus producciones. Incluye en el documental al mayor Roosvelt, hijo del presidente de los EE.UU., y lo manda a la Casa Blanca donde Franklin Delano Roosevelt lo ve en una proyección privada y lo ensalza: “toda madre norteamericana debería ver esta película”, sentencia, dando así vía libre a la difusión de esta pequeña obra maestra del gran Ford, y que acabará llevándose el Premio Oscar a mejor documental, al mismo tiempo que la determinación de John Ford de rodar él mismo en mitad del combate, pese a incluso ser herido en una pierna, le lleva a ser condecorado y ascendido a Capitán. Título que lució en la primera película que rodó una vez acabada la guerra, The were Expendable, dirigida por Capitain John Ford.

Mientras que en su celebrado La batalla de Midway Ford une historia con relato, documental con narración, incorporando varias voces en off, lideradas por la locución de Henry Fonda, que describe, ironiza, dramatiza, exalta, describe secretos militares, pregunta a los que intervienen en el documental. E incluso, incorpora la voz de una mujer, en posición de espectadora del film, que reconoce a uno de los soldados como hijo de sus vecinos. Lo cual hace que el montaje rompa con la continuidad documental y nos proporcione planos semidramatizados de la vida cotidiana del padre, la mujer y la hermana del mismo en Ohio, que comparecen como actores en él…

De la misma manera que el montaje sonoro tiene una riqueza tremenda, en la que se busca la sincronía tanto narrativa como dramática, el montaje visual es de una riqueza apabullante, no contentándose con mostrar lo que sucedió, sino creando estructuras narrativas. El montaje recurre al plano contraplano para identificar a los soldados destinados en Midway como observadores atentos ante la posible alarma. No sólo eso, la película despliega montajes eisensteinianos: de atracciones, tonales, sobretonales, intelectuales…

Frente a eso, Torpedo Squadron 8 es la otra batalla de Midway. En esquema, se pueden rastrear similitudes entre una y otra. Incluso hay tomas casi idénticas, las de los aviones despegando del portaviones, o ideas de puesta en escena y de estructura en común.

Antes que nada, destacar el carácter de Memorial, de Homenaje fúnebre de este cortometraje. Ford lo realiza personalmente como un homenaje a las víctimas y a los familiares de las víctimas. “I am a coward”, reconoce John Ford, cuando conoce el final de aquellos hombres que en cierto momento estuvieron vivos ante su cámara, y que no dudaron luego en precipitarse a una muerte inevitable. Este hecho comprometió a John Ford profundamente y la obra se piensa no para la proyección pública sino para la posesión privada. Se hacen de ella 30 únicas copias en 8 mm y se da a cada familia una de ellas. El valor es el del recuerdo del familiar desaparecido.

Y advertir la simpleza de Ford a la hora de montarla. Ford, frente a la complejidad que emplea en La Batalla de Midway, apenas utiliza para este corto otra retórica que mostrar lo rodado.
La ausencia de montaje como elemento estructurador es patente. El montaje no se encarga de gestionar la aparición de las imágenes, de dosificarlas o de crear jerarquías entre ellas. Hay un interés por no descartar ningún plano, ni una imagen.

Planos de grupo. Unidos varios entre sí. El montador no descarta los planos, por similares que sean. Cada plano no aporta información nueva, simplemente se utiliza porque se ha rodado. Y porque se ha rodado, se ha vivido. Los seres ante la cámara estaban vivos en el momento del rodaje y el momento del montaje no puede ir por encima de esto. Y el montaje parece no poder intervenir sobre el material bruto rodado por la cámara, porque la cámara de Ford (posiblemente, la cámara que no era de Ford pero cuyo material Ford encontró) en un gesto baziniano se está plegando a lo vivo. No se puede quitar ni un segundo a lo rodado, quizá simplemente las claquetas o las veladuras entre toma y toma. Una limpieza que sin embargo, respeta cualquier fotograma impresionado por los seres en vida. La disposición de las secuencias rompe con cualquier tipo de creación de una historia.
Tiene hombres. Tiene aviones que despegan. Tiene hombres y aviones. Se patentiza la limitación de utilizar el montaje para hacer algo más que crear categorías, y los planos se organizan en los grupos de forma seriada: un avión despega, otro avión despega, otro avión. Una serie de tres planos casi iguales, rodados desde el mismo tiro de cámara, en que el plano se corta a mitad de carrera de despegue del avión en los tres casos. Por fin, en un doble raccord, de acción y de coincidencia del emblema de la USAF, la estrella inscrita en el círculo y las barras, sobre el ala del avión, vemos un avión que deja de tomar suelo del portaviones y torpemente, queda flotando en el aire (un plano casi igual a otro que encontramos en The Battle od Midway.) Por narrativa, este avión va a la batalla (nada lo indica el contexto narrativo, sin embargo, como sí lo hacía en The Battle of Midway), pero sabemos que ese avión, en cuanto despega, sale a enfrentarse al enemigo, y sale condenado a la muerte.
Tras esto, comienza el memorial.
Lo cual plantea una duda. Si el memorial, que sigue al único despegue del avión que se logra, sigue o antecede a la muerte de los héroes. Si entre el despegue del último avión, el único que vemos que logra lanzarse al espacio, está la batalla final, o simplemente un ejercicio, tal vez organizado para el rodaje. Ford no nos ofrece ninguna reconstrucción de batalla alguna, ningún plano, ni siquiera más aclaraciones. Un único plano en que da cuenta del funeral: un plano mudo en que el sonido no oculta la reconstrucción del montaje sonoro, para evidenciar entonces, tras el memorial, el momento. Pero ahora, entramos en una zona sin tiempo. Si por narrativa estamos en un instante tras la batallla y la muerte, en los planos que veremos ahora tenemos a los miembros del escuadrón vivos. De nuevo vivos, mientras los muertos están ya fuera de escena, sólo presentes en el recuerdo de los familiares.
El lugar de la muerte se difumina… Lo que vemos está vivo y no vivo al mismo tiempo.
En esta sección, la estructura es simple: la reiteración de la siguiente célula: nombre del piloto + copiloto / planos de ambos frente al avión. Muchas veces, el mismo avión. Sin hacer una reconstrucción narrativa ni siquiera temporal. El tiempo no existe, simplemente nos encontramos con un presente en el que el personaje está vivo, contenido en los límites del plano. Hasta llegar el momento en que el memorial tiene que dar cuenta de los militares que la cámara no rodó. El montaje ignora esto y no acude a la solución de buscar otro documento que supla la ausencia de la presencia de los militares no rodados: fotos, material de archivo, reconstrucciones. Hacer esto sería quitar verdad y vida a lo ya visto. Simplemente, el negro es la señalización triste de esa falta de presencia, de oportunidad. Recordemos la función de este cortometraje. Devolver a los familiares algo. Un memorial, pero uno como probablemente no hubo nunca uno igual hasta el momento: devolver al muerto que se honra como vivo. Si en los funerales de The Battle of Midway y de The were expendeble la bandera cubría el cuerpo, y esa bandera se le dará al familiar ( a la madre), aquí no hay cuerpos, no hay banderas ejerciendo de sudario. La lata del film se convertirá en eso que se guarda del fallecido, en la memoria del que ya está definitivamente muerto y honrado como tal. Y desaparecido.

Tres planos más se permite John Ford. En él. un avión sobrevuela a un portaaviones en el primero. Al que le sigue en un plano más general uno en que un avión apenas es una mancha sobre la cabeza del observador, en un exacerbado contrapicado. Más que retórica, la eclipsación de la mirada ante la falta del cuerpo.

RAÚL HERNÁNDEZ GARRIDO

 
ENLACES A YOUTUBE
THE BATTTLE OF MIDWAY (1942) Reconstrucción digital
www.youtube.com/watch?v=MW8tQ_6dqS8

TORPEDO SQUADRON 8

 

THEY WERE EXPENDABLE (1945)
Secuencia del Funeral
www.youtube.com/watch?v=-q-ngs9e6CA

 

 

 

 

TORPEDO SQUADRON 8

0,14 titulo

0,38 dedicatoria

1,15 gpg desde el aire

el portaviones

1,25 las dos tripulcaiones
1,48 dando marcha a los motores

1,53 situando los aviones

2,03 los tres aviones

2’19 el despegue

2,27 in memoriam

14 cartón / foto

2 cartones

6,37 el cura

6,47 las salvas, el saludo

7,04 no habrán caido en vano

7,20 pg portaviones / avion
7,39 el avion sobrevuela

 

 

LA BATALLA DE MIDWAY

6,57 The Star and Spangled Banner
9.31 el portaviones / la batalla

13,17 El rescatado

14,37 La ceremonia

14,50 El funeral -15,30

15,32 el funeral en el mar -16,07

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s